Ser garante de un modelo de acceso a la información y transparencia que fomente la cultura de la participación ciudadana para prevenir la corrupción e incidir así en la eficiencia de la administración pública.