Con el título “La morada de unos debe estar separada de los otros”, se realizó la segunda charla magistral a cargo del Director Académico de la Academia Salvadoreña de la Historia, Marcelo Perdomo Barraza. El evento se realizó en el Salón de Usos Múltiples del CNR y presentó una aproximación al estudio del patrimonio cultural funerario salvadoreño, “el cementerio representa el único espacio donde sociedades e individuos son iguales, un espacio donde lo simple y lo complejo se funden para crear un entorno cargado de simbolismo e imaginería”. Explicó el conferencista.

Para Marcelo Perdomo, en El Salvador, este patrimonio tiene un nacimiento legal en las últimas décadas del siglo XIX, donde el Estado liberal fue estableciendo una serie de limitaciones legales de las acciones de la iglesia, un cuerpo que le permitió proteger y controlar a sus ciudadanos.