El Salvador fue sede este 19 y 20 de noviembre de la “Reunión Subregional de la OMPI para los Países Centroamericanos y la República Dominicana sobre los Tratados de Beijing y Marrakech”, evento organizado por el Centro Nacional de Registros y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). La inauguración del evento estuvo a cargo de la Directora en Funciones del CNR, Licda. María Silvia Guillén, y la Jurista Principal de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Sra. Geidy Lung.

El Tratado de Marrakech facilita el acceso a las obras publicadas para personas con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso. El tratado posee una clara dimensión de desarrollo humanitario y social, y su principal objetivo es crear un conjunto de limitaciones y excepciones obligatorias en beneficio de las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso.

El Salvador fue el segundo país a nivel mundial y primero en Latinoamérica en suscribirlo el 1 de octubre de 2014 y entrará en vigor una vez que 20 estados miembros reúnan las condiciones correspondientes y depositen sus instrumentos de ratificación o adhesión.

En el caso del Tratado de Beijing, este brinda protección ampliada a los artistas intérpretes o ejecutantes sobres las interpretaciones o ejecuciones audiovisuales. Les confiere derechos patrimoniales, es decir sobre sus interpretaciones o ejecuciones; derechos morales, que es el derecho a ser reconocidos como artistas intérpretes o ejecutantes y derecho a oponerse a toda distorsión, mutilación y otra modificación que perjudique el honor y la reputación.

En la actualidad, el Tratado de Beijing se encuentra en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Asamblea Legislativa de El Salvador para su análisis y ratificación.