Asimismo la Ley de Marcas y otros Signos Distintivos de El Salvador, contempla la posibilidad de que una marca pueda consistir en una indicación geográfica, siempre que no exista un vínculo entre el bien y el lugar geográfico de fabricación, o sea que el producto no tenga una determinada calidad, reputación o característica que sea imputable al lugar geográfico o región.