“Pupusa de Arroz de Olocuilta”, así se denomina a la Primera Indicación Geográfica que fue entregada a los productores de pupusas de arroz de Olocuilta, del departamento de La Paz, el pasado 7 de mayo, en un evento en donde la Ministra de Economía y Presidenta del Consejo Directivo del CNR, Dra. Luz Estrella Rodríguez, reconoció el valor de los empresarios y productores de este platillo salvadoreño que es reconocido a nivel nacional y ahora podrá ser una marca registrada ante el mundo.

La entrega de esta Indicación Geográfica es el producto de un arduo trabajo que realizó el Centro Nacional de Registros (CNR), a través del Registro de la Propiedad Intelectual, en coordinación con el Ministerio de Economía (MINEC), quienes desarrollaron un trabajo de la mano con productores a favor de la promoción y difusión de productos vinculados a la propiedad intelectual y que son representativos para El Salvador.

Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), una indicación geográfica es un signo utilizado para productos que tienen un origen geográfico concreto y cuyas cualidades, reputación y características se deben esencialmente a su lugar de origen.  Por lo general, la indicación geográfica consiste en el nombre del lugar de origen de los productos. Un ejemplo típico son los productos agrícolas que poseen cualidades derivadas de su lugar de producción y están sometidos a factores geográficos específicos, como el clima y el terreno.

Para la actual administración, este es un logro muy importante para el país, que se enmarca dentro de las acciones para impulsar la Política Nacional de Propiedad Intelectual (PNPI), la cual tiene como objetivos fomentar la generación, protección y adecuado uso de las diferentes categorías de propiedad intelectual para contribuir al desarrollo nacional mediante la formación y aprovechamiento del conocimiento, para promover, entre otros fines, el crecimiento de la competitividad del país.