Este 10 de octubre,  nuestro  país se constituye en el segundo en Latinoamérica y el tercero en América en depositar el instrumento de ratificación del documento internacional que fortalece la protección internacional de los artistas y las prestaciones que estos realicen en el ámbito audiovisual.

El depósito del instrumento de ratificación del Tratado de Beijing se dio en el marco de una reunión sostenida entre el Director Ejecutivo del Centro Nacional de Registros, Rogelio Canales Chávez; el Señor Embajador Francisco Lima Mena y miembros de la Misión Permanente de El Salvador ante la Organización Mundial del Comercio  (OMC), con el Director General de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), Francis Gurry, en Ginebra, Suiza.

El Tratado de Beijing abarca las interpretaciones y ejecuciones de actores en diferentes medios de comunicación y soportes, como el cine y la televisión, y se aplica también a los músicos, en la medida en que sus interpretaciones o ejecuciones estén grabadas en un DVD o en otra plataforma audiovisual.

El Director Ejecutivo del CNR,  en el marco del acto formal de ratificación, dejó constancia de la complacencia del Gobierno de El Salvador por cumplir el proceso desde su negociación del Tratado hasta el depósito del instrumento, dado que el mismo concede a los artistas intérpretes o ejecutantes distintos tipos de derechos patrimoniales sobre sus interpretaciones o ejecuciones, tanto aquellas que sean fijadas en medios audiovisuales como aquellas que estos realicen en vivo. A su vez,  se otorgan derechos morales a los artistas y se especifican los alcances de la cesión de sus derechos y las limitaciones y excepciones aplicables a ellos. Para el goce y ejercicio de los derechos conferidos por el Tratado de Beijing no se requiere ninguna formalidad.

Hasta el momento, 74 Estados Miembros de la OMPI han firmado el Tratado de Beijing, que fue adoptado el 26 de junio de 2012, dentro de la Conferencia Diplomática celebrada en China; sin embargo, para que el tratado entre en vigor, la OMPI necesita contar con 30 adhesiones de las cuales El Salvador ocupa el puesto número 15 de la ratificación del instrumento.

5_