Ante recientes señalamientos emitidos por el señor Alcalde de Conchagua, Jesús Abelino Medina Flores, sobre que el CNR “modificó el mapa, perjudicando al municipio que gobierna”, “y el CNR se está arrogando facultades que no le competen”, aclaramos lo siguiente:

El CNR, por ley y por función, no tiene potestades para definir los límites entre los municipios; hacerlo, además de impropio, no tendría ningún valor legal.

Por Ley somos una entidad autónoma en lo administrativo y financiero, que trabaja arduamente por garantizar la seguridad jurídica de la población salvadoreña, proporcionando valiosa  información técnica al Estado, sus instituciones y a la población en general.

Nos parecen sorprendentes y fuera de todo sentido lógico, legal e institucional tales declaraciones, razón por la cual las rechazamos absolutamente.

Desde el año 2006, el CNR desarrolla a solicitud de la Asamblea Legislativa, el Proyecto de Redefinición de Límites Municipales, el cual tiene como objetivo que los 262 municipios del país tengan sus límites claramente definidos y autorizados por dicho cuerpo colegiado, a través de su correspondiente Decreto Legislativo.

Nuestro trabajo va encaminado a respetar los antecedentes históricos y a no partir comunidades existentes del territorio nacional.

El CNR ha ofrecido información valiosa a la Comisión de Asuntos Municipales de la Honorable Asamblea Legislativa, proporcionándole información técnica para que ese primer órgano del Estado tome sus decisiones y defina o ratifique los límites entre los diferentes municipios, por medio del Decreto correspondiente.

Cuando dos municipalidades llegan a un acuerdo; una vez consolidado se levanta el acta y su respectivo gráfico a la Comisión de Asuntos Municipales, quien emite dictamen favorable, que es sometido al del Pleno Legislativo.

Del universo de 712 límites que conforman el país, se han decretado 280 límites que equivalen al 39.3%; de los cuales, la Comisión de Asuntos Municipales solamente ha tenido que intervenir en tres casos. Lo que demuestra un trabajo serio, transparente y en el que los alcaldes se suman a los esfuerzos que hace el CNR en definir los límites municipales.

Por tanto, rechazamos rotunda y categóricamente las declaraciones que fueron ofrecidas por el señor Alcalde Municipal de Conchagua, en el seno de la Comisión Especial para investigar el dominio, posesión y uso de las islas Perico y Periquito y demás territorio insular colindantes al Golfo de Fonseca, del departamento de La Unión, de la Asamblea Legislativa, por carecer de fundamento en todo sentido. La Asamblea Legislativa sabe cuál es la función y procedimiento para definir esos límites y cómo el CNR les ofrece su cooperación.

El CNR únicamente está cumpliendo con sus funciones y con la realización de su misión institucional.

Las autoridades que brindaron esta conferencia de prensa son: la Directora Ejecutiva del CNR en funciones, Dra. Nataly Moreno Meléndez; la Directora del Registro de la Propiedad Raíz e Hipotecas, Licda. Ana María Umaña de Jovel; la Directora del Instituto Geográfico y del Catastro Nacional, Licda. Sonia Ivett Sánchez Cuéllar; el Director del Registro de Comercio, Lic. José Mauricio Sermeño; el Coordinador de la Unidad de Límites Municipales del IGCN, Lic. William Bernal y Coordinadora de Estudios Registrales Catastrales del IGCN, Arquitecta Ana Carolina Torres de González.